Rutas caballo Andorra

RUTAS A CABALLO POR ANDORRA

GUARDAR EN MI PLAN

El caballo es, sin duda, uno de los animales más nobles que existen. Su bondad y su obediencia le han llevado a convertirse en compañero fiel para el ser humano desde tiempos remotos. En ello también ha influido, lógicamente, su velocidad y, sobre todo, su resistencia, pues es capaz de recorrer largas distancias sin dificultad.

Y aunque en la actualidad predominan los medios de transporte motorizados, este animal sigue ofreciendo a sus jinetes emociones que nunca podrán igualarse sobre dos o cuatro ruedas. Los latidos, la respiración y los ágiles movimientos envuelven de magia cada trayecto que se realiza sobre sus lomos.

Todo ello lo podrás vivir en las rutas a caballo por Andorra, con una emoción añadida: la del abrazo eterno que ofrecen los paisajes de nuestro país cuando se contemplan en persona. Si quieres poner la guinda perfecta a tus vacaciones, aquí te mostramos todo lo que debes saber sobre esta actividad inolvidable.

Descubre las rutas a caballo por Andorra

Es fácil asociar Andorra al esquí, pues es un destino ‘top mundial’ para los aficionados a este deporte. Y también es fácil hacerlo con el ciclismo o con el senderismo, puesto que las carreteras y caminos del país atraen cada año a miles y miles de turistas interesados en esta actividad. 

Sin embargo, las rutas a caballo por Andorra son una de las sorpresas más gratas que te puedes llevar en nuestro país. Aquí encontrarás centros ecuestres con amplia experiencia en este tipo de servicios, pues buena parte de la población andorrana tiene una sensibilidad especial por este animal, recibiendo clases de equitación desde edades muy tempranas. Por ello, los centros hípicos están distribuidos por varias parroquias andorranas, dando servicio a jinetes de todos los niveles y edades. 

Y es una sorpresa que, por cierto, te puedes llevar en cualquier época del año. Indiscutiblemente, esta actividad tiene más adeptos en la temporada de verano, cuando los caminos están en perfecto estado para que los caballos puedan trotar sobre ellos, mientras el jinete queda fascinado por el color que rebosa en las praderas andorranas. Sin embargo, la experiencia de montar a caballo sobre la nieve también es una de esas experiencias indescriptibles que se pueden vivir en nuestro país. 

En las rutas a caballo por Andorra, estos animales están perfectamente aclimatados a la altura y las temperaturas de nuestras montañas en invierno, por lo que realizar determinados recorridos en esta época del año está al alcance de cualquier usuario. En ellas, y si la ruta lo permite, podrás sentir cómo sus patas se hunden suavemente en la nieve virgen, lo que genera una emoción llena de pureza.

Por qué probar las rutas a caballo por Andorra

Además de la mezcla de emociones que sentirás en estas rutas a caballo por Andorra, encontrarás otros muchos motivos para sumarte a una de ellas. Por ejemplo, es una opción muy práctica para descubrir el entorno: a lomos de un caballo podrás recorrer distancias grandes en tiempos cortos y sin esfuerzo. Eso os permitirá llegar a cotas elevadas o al interior de bosques de forma más rápida que a pie.

Por otro lado, un caballo es un perfecto ‘todoterreno’: aunque este término se emplea para los vehículos motorizados 4x4, quienes de verdad deberían recibir esta etiqueta son estos animales. De hecho, solo a lomos de este noble animal podrás llegar a determinados parajes fuera de los caminos convencionales, como praderas situadas en valles de altura, en las inmediaciones de lagos glaciares o en claros del bosque donde se acumula la nieve virgen.

Además, debes saber que carecer de experiencia no es un impedimento para realizar estas rutas a caballo por Andorra. Al contrario: es una razón más para hacerlo, pues están pensadas para todos los niveles y los monitores de los centros ecuestres orientarán a los principiantes en esta experiencia. 

Por otro lado, se trata de una experiencia 100% sostenible, que no genera ningún impacto en la naturaleza: el caballo es un medio de transporte que no genera emisiones de CO2, no contamina acústicamente y no erosiona el entorno. 

Una última razón: si tienes interés en conocer mejor este animal, las rutas a caballo por Andorra son una buena ocasión para descubrir diferentes razas y cruces, específicamente seleccionadas y criadas para la vida en la montaña. 

Dónde probar las rutas a caballo por Andorra

Prácticamente toda Andorra es propicia para realizar rutas a caballo, pues cerca del 90% de nuestro territorio se corresponde con espacios naturales protegidos. Y en ellos, existen numerosas pistas perfectas para el trote y el galope, tanto por su anchura como por el estado del firme. Por lo general, los senderos andorranos también se pueden recorrer a caballo, sobre todo si los jinetes tienen ya una cierta experiencia.

Sin embargo, hay algunas rutas y zonas donde resulta muy habitual ver a grupos realizando rutas a caballo por Andorra: son zonas cercanas a los centros ecuestres, que se sitúan estratégicamente entre núcleos de población y áreas naturales. Y todas ellas son interesantes para los jinetes, al tiempo que accesibles para estos nobles animales.

Así ocurre en varios sectores de las parroquias altas, es decir, las áreas más elevadas de nuestro país. Por ejemplo, en La Massana, en el entorno de poblaciones como Anyós, por donde se suelen mover los grupos del Club Hípico de L’Aldosa. Las estaciones de esquí, tras el deshielo, también suponen lugares ideales para determinadas rutas de poca dificultad. Así ocurre, por ejemplo, en los sectores de Soldeu o El Tarter, de Grandvalira, donde el centro ecuestre Nòrdic Aventura organiza muchas rutas.

Además, estos y otros clubes hípicos cuentan con su propio centro ecuestre, equipados con todo lo necesario para dar clases de iniciación o para que sus alumnos puedan realizar entrenamientos de cara a competiciones de obstáculos, doma y otras actividades. 

Reservas y precios

Como es lógico, cada centro ecuestre tiene sus propias tarifas para hacer rutas a caballo por Andorra. Y también tienen su propia modalidad de reserva: por teléfono, online, presencialmente, por mediación de colaboradores como hoteles, etc.

En todos ellos, lo habitual es que el precio de la experiencia dependa de la duración y del tipo de equino empleado: pony o caballo. Las propuestas suelen ir desde la media hora de ruta hasta la media jornada, en el caso de los jinetes más experimentados. Para los más pequeños, la opción del pony es la más habitual, siendo también la más económica.

Además, los clubes hípicos andorranos pueden lanzar promociones especiales, como por ejemplo bonos de varios usos o paquetes que incluyen alojamiento o una comida o cena en un restaurante cercano, según los acuerdos que tengan con otros colaboradores del entorno.

Por todo ello, si quieres reservar tu plaza en alguna de estas rutas a caballo por Andorra, te sugerimos que te pongas antes en contacto con los centros ecuestres, ya sea L’Aldosa, Nòrdic Aventura o cualquier otro con presencia en nuestro país.

 

GUARDAR EN MI PLAN

PUEDES HACERLO AQUÍ...

Ampliar

Qué hay cerca ?

ACTIVIDADES PARA DIVERTIRTE…

RUTAS QUE MERECEN LA PENA HACER…

HOTELES QUE PUEDEN INTERESARTE…

EVENTOS QUE NO PUEDES PERDERTE…