Mushing Andorra

¡MUSHING EN GRANDVALIRA!

GUARDAR EN MI PLAN QUIERO RESERVAR

Disfrutar de la nieve y de los paisajes incomparables de Andorra es una experiencia única en sí misma. Pero es aún más especial si se realiza en compañía de los mejores amigos del hombre: los perros. Eso es precisamente lo que propone la actividad de mushing, que se puede practicar en dos de los sectores de la estación de esquí de Grandvalira: El Tarter y Grau Roig.

Y lo podrás hacer de la mano de los mejores monitores profesionales, con trineos de primera calidad y, sobre todo, con perros adaptados y acostumbrados a esta actividad, a los que se trata con el máximo respeto y cariño.

En las siguientes líneas puedes conocer más sobre el mushing en Andorra, una experiencia apta para adultos y niños, que queda grabada para siempre en la memoria y en el corazón de los participantes.

Descubre el mushing

El mushing es una actividad deportiva que consiste en el paseo por la nieve sobre trineos arrastrados por perros. Surgió en los países nórdicos, donde su práctica es muy habitual, pero gracias a las privilegiadas condiciones meteorológicas y geográficas de Andorra, también se puede practicar en nuestro país.

Para ello, necesitarás un equipamiento especial, que te proporcionarán los responsables de la actividad. En concreto, unos trineos especiales, dotados de sus propios esquís para que se puedan deslizar por la nieve de manera adecuada. Estos trineos pueden ser individuales o biplazas: en los primeros, el conductor va de pie y en los segundos, los participantes van en posición sentada dentro de ellos. Además, los biplaza cuentan con otro trineo adicional en la parte trasera, en la que se monta el musher o guía profesional.

En la parte delantera se sitúa el grupo de perros que se encarga del arrastre, repartidos normalmente en parejas y distribuidos según su capacidad. Su número (de ocho en adelante) y sus arneses especiales están concebidos para que los animales actúen como un único equipo capaz de arrastrar sin problemas el trineo. 

Lo mismo ocurre con las razas de los perros, que son siempre las mejor adaptadas a la nieve y a su cometido de arrastrar trineos. Entre ellas se pueden citar el husky siberiano, el alaskan malamute, el samoyedo o los cruces entre estas y otras razas especiales.

Los circuitos se realizan en pistas especialmente elegidas para el mushing, llanas o de pendiente suave, ideales para alcanzar la máxima velocidad en condiciones de seguridad, tanto para los perros como para los pasajeros.

Por qué probar el mushing

Uno de los grandes atractivos de hacer mushing es precisamente la de entrar en contacto con estos adorables perros, pero de una forma diferente. Antes o después de la marcha, podréis interactuar con ellos y sentir de cerca su extraordinaria nobleza, esa que caracteriza a las razas de nieve. Y cuando estéis en ruta, valoraréis su esfuerzo y obediencia, demostrando por qué la relación entre el hombre y el perro es tan antigua, fiel e inquebrantable. 

Para muchos, esta es una ocasión única para conocer de cerca razas como el husky siberiano, el alaskan malamute y el samoyedo, cuya belleza es cautivadora, así como su carácter bondadoso y noble.

De hecho, conviene recordar que el mushing se realiza con el máximo respeto hacia los propios perros: son razas acostumbradas por naturaleza a este tipo de actividad y están entrenados específicamente para ella. Y además, los mushers conocen perfectamente sus límites, que en ningún caso serán sobrepasados.

Por ello, hacer mushing en Grandvalira es especialmente recomendable: aquí encontraréis mushers profesionales, con amplia experiencia en esta actividad y con total conocimiento de sus animales. 

Hacer mushing es también una bonita forma de experimentar la sensación de velocidad sobre la nieve. Cuando te encuentres sobre el trineo, descubrirás que esa sensación es más emocionante de lo que te imaginabas pero, al mismo tiempo, es manejable y controlable por el musher para garantizar la seguridad de los pasajeros.

Además, esa velocidad es lo suficientemente calmada como para disfrutar del paisaje que se abrirá ante vuestros ojos. Bosques y valles coronados de montañas majestuosas serán vuestros compañeros durante la ruta, proporcionando estampas que quedarán grabadas en vuestra retina.

Por último, cabe recordar que el mushing es una actividad que encantará a personas de toda clase, pero muy especialmente a dos tipos de perfiles: a los amantes de los perros y a los niños. De hecho, como bien sabrás si tienes hijos, lanzarse en trineo es una de las experiencias que más fascina a los pequeños. Y al ser arrastrados por perros, vivirán esa magia de una manera muy especial, alcanzando cotas nunca vistas por ellos.

Horarios

La actividad de mushing en Andorra se lleva a cabo, principalmente, en Grandvalira. En concreto, en los sectores de El Tarter y Grau Roig. Por tanto, debes tener en cuenta los horarios de apertura y cierre de esta estación de esquí, puesto que el equipamiento necesario para su práctica se encuentra en estas instalaciones. 

De manera general, el horario de esta estación es de 9.00 a 17.00 horas, y la temporada se desarrolla de diciembre a abril o mayo, en función de la cantidad de nieve disponible. En cualquier caso, te recomendamos consultar la página web de esta estación para confirmar estos horarios y fechas.

No obstante, como los recorridos no coinciden exactamente con las pistas de esquí, cabe la posibilidad de reservar el paseo más allá de esos horarios. De hecho, una de las opciones con mayor encanto es la de los paseos nocturnos.

Reservas y precios

Para practicar mushing en Grandvalira será necesario reservar previamente la actividad. Esto lo puedes realizar desde la web de la estación, para mayor comodidad. De esta manera, te asegurarás de que hay disponibilidad de trineos para el día de tu viaje. Y si te decides a vivir esta experiencia cuando ya estés en la estación, puedes dirigirte a los puestos de información para consultar los huecos libres.

El precio de esta actividad depende de la duración del paseo (entre 2 km y  5 km normalmente) y el número de participantes. La capacidad máxima de un trineo de mushing suele ser de 2 adultos y 2 niños, si estos últimos no sobrepasan la edad de 12 años. El tiempo de realización de estas actividades (entre 20 minutos y una hora, normalmente) es orientativo y depende de diferentes factores, como por ejemplo el estado de la nieve o el peso de los ocupantes del trineo.

También existe la posibilidad de que sea el usuario quien alquile el propio trineo como conductor, aunque para ello será necesario contar con experiencia. En estos casos suelen ser trineos de conducción, con capacidad para una sola persona y acompañados en todo momento de otro musher en un trineo paralelo. Esta opción suele estar disponible para personas a partir de 14 años.

Además, los proveedores de mushing en Andorra también realizan packs para determinados usuarios, como parejas, o en condiciones especiales, como los mencionados paseos nocturnos. Otras ofertas incluyen un paseo en trineo y otro en motos de nieve, una combinación que te permitirá vivir la velocidad sobre la nieve de dos maneras distintas. Infórmate de las opciones disponibles en cada momento.

 

GUARDAR EN MI PLAN QUIERO RESERVAR

PUEDES HACERLO AQUÍ...

Ampliar

Qué hay cerca ?

ACTIVIDADES PARA DIVERTIRTE…

RUTAS QUE MERECEN LA PENA HACER…

HOTELES QUE PUEDEN INTERESARTE…

EVENTOS QUE NO PUEDES PERDERTE…