Casa de la Vall

LA CASA DE LA VALL DE ANDORRA: ¡UN MONUMENTO DE VISITA OBLIGADA!

Historia, belleza, importancia política… Muchos son los motivos que convierten a la Casa de la Vall en uno de los monumentos más simbólicos de Andorra, si no el que más. Se encuentra en el corazón del casco antiguo de Andorra la Vella y es visitable. Aquí te contamos los detalles más importantes de su historia y los espacios interiores y exteriores de mayor interés.

Un poco de historia

La Casa de la Vall se construyó a finales del siglo XVI como casa solariega de la familia Busquets, sobre una roca con vistas al valle del río Valira. En 1702 cambió su uso: lo adquirió el Consell General, el parlamento andorrano, y lo utilizó como sede principal hasta 2011. En ella se celebraban las reuniones de los representantes de las parroquias del país y servía también como sede judicial. En 1962 sufrió una importante reforma que mejoró su estado de conservación, dio unidad al conjunto y dotó al edificio de una mejor sala de sesiones. En el año 2011, el Consell General se trasladó a un nuevo edificio, también en Andorra la Vella.

¿Qué podemos ver en su interior y en su exterior?

La Casa de la Vall guarda interesantes espacios y sorpresas para los visitantes: sin ir más lejos, en su arquitectura observarás su planta cuadrangular con tres crujías,  típica de las masías señoriales. Su interior está dividido en planta baja y dos plantas en altura. En la planta baja destaca su espectacular Tribunal Penal, con mobiliario y decoración de madera. En la primera planta se encuentra la Sala de los Pasos Perdidos, sala noble del edificio, con pinturas murales originales del siglo XVI. También en esta planta está la sala de sesiones y la cocina, así como otros elementos simbólicos de la casa. Por ejemplo, la campana que se empleaba para llamar a Pleno o el misterioso Armario de las Siete Llaves, donde se guardan importantes documentos de la historia del Principado, como el Manual Digest sobre la historia, el gobierno y las costumbres de la Andorra, de mediados del siglo XVIII. El segundo piso, antigua buhardilla, se ha acondicionado como sala multiusos.

En la parte exterior de la Casa de la Vall se abre una plaza que permite contemplar su palomar y las fachadas del edificio, en tradicional piedra ligada por mortero de cal y arena. La cubierta, a dos aguas, es de pizarra y la entrada principal tiene dovelas de granito. La plaza también cuenta con esculturas recientes que muestran algunos de los episodios más importantes de la historia de Andorra, como la firma del Pariatge o el referéndum para la Constitución de 1993. En la fachada principal se pueden contemplar el escudo de la familia Busquets y el escudo tradicional del Principado, con el lema:Virtus, Unita, Fortior(La virtud, unida, es más fuerte).

Cómo visitar la Casa de la Vall de Andorra?

Para visitarla, tendrás que adquirir una entrada por 5 € (50% de descuento con Passmuseu) en la misma recepción del edificio; la visita es guiada. Para ello es necesario realizar una reserva previa por teléfono o correo electrónico. Dada la antigüedad del edificio, su estructura no está acondicionada para personas con movilidad reducida. Para más información sobre horarios y días de cierre de La Casa de la Vall, puedes consultar la página web oficial.

Ubicación y contacto

Carrer de la Vall, s/n
Andorra la Vella

(+376) 829 129

museusandorra@gmail.com http://www.museus.ad

Descargables

Guía de Cultura