El Tarter: mucho más que esquí en Andorra

Ubicación y contacto

¡Esquiar en Andorra es una maravilla! Este país pirenaico cuenta con estaciones y pistas de esquí alucinantes que emocionan a cualquiera. De entre ellas, el sector de El Tarter es uno de los principales reclamos para viajeros de todo el mundo. Incluye un innovador snowpark, con una de las líneas de módulos más largas de Europa, y Àliga, la pista FIS de descenso que fue sede de la Copa del Mundo en 2016.

¿Dónde está El Tarter?

Todo es imponente en este emplazamiento situado en el área de esquí Grandvalira, la mayor de todos los Pirineos. ¿Sabías que pone a tu disposición 210 kilómetros de deslizantes aventuras? La diversión está garantizada sobre sus mantos nevados.

El pueblo, por su parte, se encuentra a 1700 metros sobre el nivel del mar, 880 menos que la cima de su zona de esquí. Es una localidad acogedora, con 700 habitantes volcados con el turismo y multitud de servicios. Entre ellos, supermercados, tiendas deportivas especializadas y restaurantes suculentos donde recuperar tus fuerzas antes y después de practicar tu deporte favorito. Además, el acceso hasta las pistas es muy cómodo desde el pueblo, con teleférico y remontes para llegar a las zonas elevadas.

Esquí para toda la familia

Hay pocos escenarios tan completos para esquiar en familia. Con un total de 26 pistas para todos los niveles —3 verdes, 12 azules, 8 rojas y 3 negras—, siempre encontrarás un descenso diferente, y a tu nivel, en el que medirte. Los principiantes, además, disponen de escuelas y centros de aprendizaje muy estimulantes; si es tu caso, podrás practicar a tu ritmo e ir potenciando tus habilidades.​​​

En cuanto a los niños, este destino cuenta con escuela infantil, guardería y jardín de nieve. Bababoom Circus, el colorido circuito para menores de 12 años, es la mejor fórmula para inocularles la pasión por este deporte. Tendrás la posibilidad de acompañarlos en su recorrido o dejarlos perfectamente atendidos por los monitores.

Ponte a prueba en su snowpark

¿Buscas adrenalina y retos renovados sobre la nieve? Visita este circuito específicamente concebido para medir tu capacidad de superación, uno de los más populares y destacados de Europa. ¿Lo mejor? Resulta inspirador para toda clase de freestylers, da igual cuál sea tu nivel.

En sus 1400 metros de extensión puedes enfrentarte a 20 saltos extremos. Todos tienen su complicación y, al mismo tiempo, se vuelven adictivos. ¡Es una ejercitación fantástica para depurar tu técnica y mejorar exponencialmente tus cualidades! Quién sabe, quizás termines compitiendo en el campeonato Total Fight Masters que acogen cada año sus instalaciones.

Animación garantizada

El ambientazo que vas a encontrar en El Tarter es fascinante. No solo es un gran escenario familiar, también el público joven, las parejas, grupos de amigos y muchas personas con estilo se concentran en este enclave pirenaico inolvidable.

En el entorno de las pistas, tienes numerosas opciones para disfrutar de una buena comida. Encontrarás restaurantes muy recomendables, sobre todo si te gusta la comida italiana, las carnes horneadas al carbón, los entrantes gourmet, el pescado en su punto y las variedades de arroces.

Por la tarde-noche, tras la frenética actividad deportiva, L’Abarset es el punto de encuentro por excelencia. Esta terraza con escenario a menudo ofrece música en directo y animados conciertos. Sus fiestas, que reúnen a multitud de públicos, te permiten vivir grandes emociones, así como conocer a gente interesante.

A pie de pistas y en el entorno del pueblo —por ejemplo, en el cercano Canillo—, la animación continúa en un ambiente abierto a todos los estilos.

El Tarter es, en definitiva, un destino privilegiado para sentir la nieve blanca andorrana en toda su esencia. Si vives esta experiencia, desearás repetir. ¡Compruébalo en tu próximo viaje!

TANCA
Llegeix-ne més