ESQUÍ… ¡Y MUCHO MÁS!

Variada, de calidad y en armonía con la naturaleza,así es la oferta de deportes de Andorra. No solo podrás practicar esquí alpino y de fondo, sino también snowboard, senderismo y otros muchos.

Andorra es un país en constante movimiento, con un montón de planes durante la temporada de invierno, así como para la de verano para los viajeros más dinámicos e inquietos. Nuestras propuestas deportivas, de ocio y de compras te permitirán planear un itinerario para no parar. Pero si, por el contrario, buscas un lugar ideal para echar el freno y descansar del frenético día a día, el Principado también te ofrece la quietud soñada para lograrlo.

Son dos almas distintas de un mismo lugar, Andorra esconde entre sus montañas secretos para todos los gustos. Por eso, en estas líneas te contamos qué hacer en Andorra durante tu viaje. ¿Te atreves a descubrirlo?

PLANES PARA LOS VIAJEROS MÁS ACTIVOS

Si te gusta exprimir tu tiempo hasta el último momento del viaje, Andorra tiene mucho para ti. Por ejemplo, a nivel deportivo,con la llegada del frío y la nieve, el país se pone en plena forma para acoger a esquiadores, snowboarders y otros muchos amantes de la nieve que saben de la calidad de nuestras pistas. En Grandvalira, en Ordino Arcalís y en Vallnord-Pal Arinsal podrás realizar descensos de categoría mundial, y en Naturland podrás practicar esquí de fondo.

Si prefieres caminar, la variedad de rutas a tu alcance es muy amplia. Las encontrarás en todas las parroquias y para todos los niveles, con vistas panorámicas espectaculares a cada paso. De hecho, buena parte de nuestro territorio está ocupado por tres grandes parques naturales: el del Valle del Sorteny, el de los Valles del Comapedrosa y el de Madriu-Perafita-Claror. Este último, además, está declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO, en la categoría de Paisaje Cultural.

A nivel de ocio y cultura, Andorra tiene mucho que ofrecer. La agenda de eventos es muy rica en cualquier momento del año. Por los teatros y escenarios del principado pasan grandes compañías artísticas como el Cirque du Soleil y grupos musicales de renombre internacional. Ferias infantiles, festivales cinematográficos, celebraciones folclóricas o actuaciones de danza son otras propuestas que pueden estar en programa durante tu viaje. ¡Consúltalo!

Mención especial merecen los museos y las exposiciones de arte, puesto que Andorra se ha posicionado como un interesante destino cultural. ¡Contamos con el mayor número de museos por habitante del mundo! Destacan, entre otros, el nuevo Museo Carmen Thyssen, con exhibiciones que se renuevan cada temporada y que incluyen obras de grandes maestros universales.

Y por supuesto, salir de compras es siempre un buen plan para hacer en Andorra. Prácticamente en cualquier día del año, puesto que nuestro calendario comercial prevé muy pocos días de cierre. Por ello, durante tus vacaciones o durante tu escapada de fin de semana tendrás siempre centros comerciales y tiendas a tu disposición: electrónica, perfumería, cosmética, moda y un sinfín de propuestas a precios mucho más bajos que en Francia, España o cualquier otro país.

PLANES PARA LOS QUE NECESITAN UN DESCANSO

Si crees que ha llegado el momento de tomarte un merecido descanso, nada mejor que Andorra. Nuestro famoso turismo termal se apoya en uno de los centros balnearios más grandes de Europa: Caldea, pionero en las experiencias termolúdicas, ya sean en familia o en pareja. A todo esto debemos sumar numerosos centros de masajes y wellness repartidos por las siete parroquias andorranas, ya formen parte de un hotel o vayan dirigidos al público en general.

En otras ocasiones, la desconexión y el descanso lo aportan el verde de las montañas, el brillo de las estrellas y el silencio reponedor de nuestros alojamientos rurales. Andorra es, por todo esto y más, un destino perfecto de countrybreak, donde creerás que el tiempo pasa más despacio.

Por último, también puedes relajarte compartiendo mantel en cualquiera de los restaurantes de Andorra. La temporada de frío es perfecta para ello, puesto que nuestros platos estrella son invernales, como la escudella o el trinxat. Manjares que se disfrutan aún más en nuestras típicas bordas: construcciones tradicionales de montaña, antiguamente dedicadas al grano y al ganado, que se han reconvertido en encantadores restaurantes. No obstante, también encontrarás otros muchos establecimientos gastronómicos en pleno casco urbano, con especialidades internacionales o cocina de autor.

  

Muchas son las cosas que hacer en Andorra en invierno. Ven a descubrirlas y disfruta de todo lo bueno que tiene la temporada de nieve y frío. ¡Repetirás!