TOSTADA DE SANTA TERESA

Las tostadas de Santa Teresa son una muestra más de la cocina de aprovechamiento (en este caso del pan duro), y su origen se remonta a la Roma clásica.

Este dulce se preparaba tradicionalmente por Pascua y es muy popular en Cataluña, la Comunidad Valenciana y Baleares, donde se le llama gresoletes dolces, pa de Papa o llesquetes amb ou, entre muchas otras variantes. También la encontrarás en Portugal como fatías douradas, en Madrid como torrijas, los Países Bajos y Francia.

Una variante de esta receta que te ofrecemos para aprovechar el pan duro es cortarlo a cuadraditos y dejarlo toda la noche a remojo con leche con unas cucharaditas de azúcar por encima. Al día siguiente le añades 4 huevos, lo mezclas bien y le añades unas pasas. A continuación, pon las rebanadas en un molde, hornéalas unos 30 minutos y ya estarán listas para disfrutar.

RECETA

Preparación para 4 personas

Para empezar, haz una infusión de la cáscara de limón con la leche.

Después, moja las rebanadas de pan para ablandarlas.

Cuando estén bien blandas, escúrrelas para poderlas freír bien.

Bate el huevo y moja las rebanadas hasta que queden bien cubiertas.

Fríe las rebanadas en la mantequilla (o en manteca o en aceite) y, cuando estén doradas, déjalas escurrir sobre papel de cocina.

Añádeles azúcar y, si te gusta, ponles un poco de canela por encima. Un postre espectacular.

Ingredientes para preparar las tostadas de Santa Teresa:

- 4 rebanadas de pan duro
- 500 ml de leche
- 2 huevos
- Mantequilla
- Azúcar
- Cáscara de limón
- Canela en polvo (opcional)

 

 

Este dulce tradicional, ligado a la celebración de Pascua, actualmente se disfruta durante todo el año como postre o para merendar.