REQUESÓN

Este queso fresco es una comida originaria del mundo agrícola y ganadero del

Principado que, con el tiempo, se ha convertido en un postre tradicional que podemos degustar con azúcar, miel, confitura o, incluso, anís.

También lo podemos encontrar en muchas zonas de nuestro entorno geográfico más próximo, así como en las Islas Baleares (Mallorca y Menorca), en varias zonas del sur de Catalunya, como Ports de Beseit y las Terres de l'Ebre, además de en la comarca valenciana del Alt Maestrat. En estas zonas se conoce como brull y se usa en pasteles con varios aromas (canela, menta, etc.).

La receta de requesón que os proponemos sigue el canon tradicional, y se hace con cardo comestible (Cynara cardunculus). Se trata de una planta silvestre fácil de encontrar, parecida a la alcachofa y que tiene unos estambres de color azul, que es la parte que usaremos para elaborar el requesón.

En algunos sitios se comercializa fresco. Es un producto de fácil digestión, que aporta vitaminas del grupo B y proteínas de alta calidad.

RECETA

Preparación:

Hierve la leche y deja que se temple. La noche de antes habrás tenido que poner el cardo en remojo. Al día siguiente, lo sacas del agua y lo picas bien fino. Cuélalo para que salga todo el jugo y añádelo todo a la leche. Mueve bien y ponlo al lado del fuego para que coja. Cuando esté frío, cuélalo. Lo puedes comer con azúcar o miel. Queda muy fino. Si la leche es de oveja queda más bueno.

Ingredientes para preparar el requesón:

- 50 gramos de cardo comestible
- 2 litros de leche

Bibliografía:

Libro: Cuina casolana d’Andorra
Autor: Mª Dolors Ribes Roigé
Edición: junio de 1991