PURÉ DE CALABAZA

El otoño es un momento perfecto para disfrutar de esta receta, que tiene muchísimas variantes.

En todas partes se cultivan infinidad de variedades de calabaza. El origen de este fruto es mesoamericano y, desde allí, se extendió al resto del mundo, aunque hay estudios que sitúan su procedencia en el continente asiático.

La receta que presentamos se hace con patata (o "trumfa", como la llamamos en Andorra), también originaria de América y presente en nuestra gastronomía desde el siglo XIX.

La calabaza está compuesta por hidratos de carbono, fibra y un 90 % de agua. De ella se aprovecha todo. Es rica en vitaminas A, C y E, además de aportar ácido fólico, potasio y calcio.

RECETA

Preparación para 4 personas:

Corta en dados grandes todos los ingredientes y ponlos en una olla a excepción de la leche. Sofríelos un poco.

Después, cúbrelos con aproximadamente 1 litro y medio de agua caliente y ponlos a hervir unos 30 minutos.

Cuando las verduras estén cocidas, añade la leche y, con la ayuda de una batidora eléctrica, haz la crema. Si la quieres más clara, añade un poco de agua.

Pruébala, añade sal al gusto y, si te apetece, ponle también un pellizco de pimienta molida.

Finalmente, corta unas rebanadas de pan en dados y fríelas en la sartén con aceite para acompañar la crema. Ya puedes servirlo todo, pero recuerda dejar el pan frito en un plato aparte para que cada uno se sirva lo que quiera.

Ingredientes para preparar el puré de calabaza:

- 750 g de calabaza
- 1 o 2 patatas
- 2 cebollas
- 250 ml de leche
- 1 chorro de aceite de oliva
- Unas rebanadas de pan
- Sal al gusto
- Pimienta negra molida (opcional)

 

 

Este puré o crema es muy fácil de preparar y, como primer plato, ayuda a fortalecer el cuerpo con la llegada del frío en otoño.