PERAS AL VINO

La receta que os presentamos es una de las más conocidas de los llamados postres al vino. En el caso específico de las peras, estas se pueden comer tanto para finalizar la comida o como acompañamiento de platos de carne como el pato.

También se pueden hacer conservas el día siguiente. Para ello, pon las peras y su jugo en tarros de cristal y caliéntalos al baño maría durante 20 minutos. A continuación, déjalos enfriar y ya puedes guardarlos en la despensa.

La despensa o la bodega era una de las habitaciones más importantes de las bordas de Andorra. Se situaba normalmente en la parte más profunda y fresca de la planta baja de la casa y, para que circulara el aire y los alimentos se conservaran lo mejor posible, se abría una ventana pequeña orientada al norte que se protegía con una tela mosquitera y un barrote metálico con pinchos.

Otros postres populares hechos con vino, mayoritariamente tinto, pero también vino rancio o dulce, son el melocotón o las fresas; también el pan con vino y azúcar que nos viene a la memoria y que nos preparaban nuestros padrinos para merendar.

RECETA

Preparación para 4 personas:

Para empezar, pela las peras y no les quites el corazón.

A continuación, pon el azúcar en un cazo con el vino y el agua, el clavo y las ramitas de canela.

Añade las peras al cazo. Asegúrate de que queden cubiertas con el líquido preparado y hiérvelas durante una hora a fuego lento.

Pasado este tiempo, déjalas enfriar y reposar hasta el día siguiente. La tradición más dulce.

Ingredientes para preparar las peras al vino:

- 800 g de azúcar
- 400 ml de vino
- 800 ml de agua
- 1 kg de peras conferencia o de San Juan
- 1 clavo
- Unas ramitas de canela

 

 

La fruta preparada con vino es un postre tradicional fácil de preparar y lleno de sabor gracias al efecto potenciador de los aromas que tiene el vino.