MERMELADA DE MORAS

El secreto de las mermeladas y confituras está, como no puede ser de otra manera, en el origen y la calidad de sus productos. La máxima proximidad y calidad es el objetivo que mueve a los artesanos, que ponen todo su amor en la elaboración de estos manjares tradicionales.

Se puede decir que las mermeladas o confituras de frutas son la delicia de los más golosos desde el Imperio romano. También cabe decir que no fue hasta el siglo XIX, cuando se empezó a usar la remolacha azucarera, que las confituras y mermeladas no se convirtieron en el producto de consumo popular al alcance de todos que son en la actualidad.

La receta que os proponemos es una de las más populares, ya que las moras silvestres se encuentran por todo Andorra. El momento de recogerlas es en pleno verano, en agosto. Eso sí, hay que tener cuidado para no llevarse ningún arañazo de las zarzas en las que crecen.

En Andorra, si queréis saborear mermeladas y confituras, también podéis conseguir las que elaboran en Casa Gendret y en El Pastador. Son dos empresas artesanas locales que se rigen por los valores de la sostenibilidad y la calidad para realizar sus elaboraciones, que van desde las más tradicionales hasta las más novedosas y originales, como son las de fresa y naranja o las saladas.

RECETA

Preparación:

Tomad las moras, lavadlas en el grifo y quitadles los rabillos. Poned en una olla, con 2 dl de agua, los tres cuartos de kilo de azúcar y la fruta. Dejad que la mezcla hierva hasta que sea lo suficientemente espesa como para que las burbujas, en llegar a la superficie, estallen con ruido. A continuación, añadid el jugo del limón y dejad que cueza 15 minutos más removiéndolo con una cuchara de madera. Dejad que se enfríe y llenad los botes.

Ingredientes para preparar la mermelada de moras:

- 1 kg de moras
- 750 g de azúcar en polvo
- Jugo de un limón
- 2 dl de agua

Bibliografía:

Libro: La nostra cuina. Menges d’aquí
Autor: Maria Dolors Ribes Roigé / Josep Mª Troguet Ribes