MANZANAS AL HORNO

Hay pocas recetas que necesiten menos preparativos y que resulten tan sabrosas como las manzanas al horno. En el mundo hay unas 7500 variedades de manzana, centenar arriba o abajo. Esta fruta procede de la zona central de Asia y es una de las más cultivadas del planeta. También es una de las más simbólicas en muchos ámbitos, ya sea el religioso (Génesis), popular (Newton) o publicitario (Apple), por citar solo algunos ejemplos.

Contiene un 85 % de agua, no tiene ni proteínas ni grasas, solo hidratos de carbono y fibra.  La manzana cruda estimula el tránsito intestinal, y cocinada protege el estómago y los intestinos. Hecha al horno no hace falta ni pelarla, porque la piel y la pulpa se separan de forma natural. Además, la piel también es comestible.
En el momento de prepararla hay quien le pone el moscatel y el azúcar a la vez antes de meterlas en el horno. Es cuestión de gustos.

RECETA

Preparación para 4 personas:

Para empezar, lava las manzanas, hazles un agujero en la zona del corazón y vierte el moscatel en él.

A continuación, ponlas al horno a 180° C durante 25 minutos. 

Dos minutos antes de retirarlas, ponles azúcar por encima y después déjalas dentro del horno apagado dos minutos más. Así de fácil. Disfruta de un postre ligero y exquisito.

Ingredientes para preparar las manzanas al horno:

- 4 manzanas de los Pirineos
- Azúcar al gusto
- Moscatel al gusto

 

 

Un postre tradicional que no entiende de épocas ni de modas, una receta al alcance de cualquiera que es tan sabrosa como fácil de preparar.