Buñuelos de viento

 

Una comida tradicional de otoño que se prepara para celebrar la fiesta de Todos los Santos. La receta es una adaptación cristiana de los bollos rellenos con los que los judíos celebran la fiesta de Janucá, muy próxima al 1 de noviembre.

La base tradicional de estos dulces es la masa en forma de bola hecha con harina de trigo, manteca y huevos. Al freírlas en aceite, aumenta su volumen al "hincharse" de viento; de ahí su nombre.

Los buñuelos de viento se pueden servir tal cual, pero normalmente se rebozan con azúcar o se rellenan con trufa, crema, nata o mermelada; cuestión de gustos.

Hasta después de la Guerra Civil española, era difícil conseguir azúcar en Andorra. Lo que no solía faltar en muchas casas del país era alguna conserva de mermelada, confitura o jarabe.

La receta que te presentamos aquí está hecha con mantequilla.

RECETA

Preparación para 4 personas:

Echa agua, sal, azúcar y mantequilla en un cazo, y mezcla bien los ingredientes.

Pon el cazo al fuego y caliéntalo hasta que se funda la mantequilla.

Cuando esté deshecha, retíralo del fuego y tamiza la harina por encima.

No dejes de remover hasta que quede una pasta compacta.

Pon esta pasta de nuevo en el fuego y, cuando se desprenda de la sartén, sácala y añade los huevos de uno en uno antes de que se enfríe.

Es el momento de hacer las bolitas con la pasta.

Después, calienta aceite en una paella y fríe las bolitas. Ya tienes los buñuelos listos.

Ingredientes para preparar los buñuelos de viento:

- 250 ml de agua
- 1 pizca de sal
- 1 cucharada sopera rasa de azúcar
- 100 g de mantequilla
- 100 g de harina
- 4 huevos

 

 

Una comida dulce tradicional que vuelve a las pastelerías y a los hogares cada año alrededor de noviembre coincidiendo con la fiesta de Todos los Santos.