Nuestra historia de amor con la copa del mundo

NUESTRA HISTORIA DE AMOR CON LA COPA DEL MUNDO

Aunque las Finales de la Copa del Mundo de Esquí Alpino 2019 serán el mayor evento deportivo organizado en Andorra, nuestra relación con esta competición de la FIS no comienza ahora, sino que hay que remontarse algunos años atrás. En diferentes ocasiones, la estación de Grandvalira, con pistas homologadas por la FIS desde 2007 y 2013, ha albergado pruebas internacionales, tanto masculinas como femeninas. Este es un breve repaso a la historia del esquí alpino en nuestro país. ¡Lo vivimos de forma intensa!

El esquí alpino, deporte nacional en Andorra

El esquí alpino es de ‘interés nacional’ en Andorra, según declaración oficial en 1965. Y no solo a nivel de practicantes, como demuestran los cerca de 30 esquiadores olímpicos de nuestra historia, que han participado en 10 JJ.OO en las últimas décadas. Este deporte se puede considerar también ‘de interés nacional’ a nivel organizativo: dado que Grandvalira es el dominio esquiable más grande de los Pirineos, nuestra vocación de albergar grandes eventos nos ha llevado a organizar importantes torneos internacionales.

Por ejemplo, diferentes pruebas de la Copa de Europa en categoría masculina (2009 y 2013) y femenina (2008, 2010 y 2011), así como las Finales de esta competición en 2014, 2015 y 2018. Primero fue en la pista Avet y desde 2014, en Avet y Àliga.

La Copa del Mundo de Esquí, en 2012 y 2016

La primera vez que una prueba de la Copa del Mundo de Esquí Alpino de la FIS se disputó en suelo andorrano fue en 2012. Fueron las pruebas de eslalon y eslalon gigante, que coronaron a Tessa Worley y a Marlies Schild, respectivamente. Las esquiadoras fueron también las protagonistas la prueba andorrana del Alpine Skiing World Cup 2016, la segunda y última hasta la fecha. Ese año, la prueba combinada fue para Marie-Michèle Gagnon y el supergigante, para Federica Brignone.

Precisamente tres de esas cuatro ganadoras estarán también en las Finales de la Copa del Mundo de Andorra 2019: la francesa Tessa Worley, la canadiense Marie-Michèle Gagnon y la italiana Federica Brignone, esta última en un lugar destacado de su especialidad (eslalon gigante) y en la clasificación general.

¿Cuáles serán los campeones de la Copa del Mundo de Esquí Alpino en 2019? Si sacas tu entrada, podrás presenciarlo en directo. Pero lo que es seguro es que tanto Soldeu como el Tarter son nombres que sonarán con fuerza a partir de ahora en el circuito de las grandes pruebas mundiales de este deporte. ¡Grandvalira organizará más pruebas en el futuro!

Ubicación y contacto

Ampliar