Paseando por el centro histórico de Andorra la Vella

PASEANDO POR EL CENTRO HISTÓRICO DE ANDORRA LA VELLA

GUARDAR EN MI PLAN

En él descubrirás los inicios de la vida política en Andorra, la arquitectura tradicional andorrana y un sinfín de curiosidades más. ¿Preparado?

PRIMERA PARADA: Comú de Andorra la Vella

Nos situamos en pleno centro de Andorra la Vella e iniciamos el recorrido en la plaza Príncep Benlloch, que es justamente donde empieza el casco antiguo de la capital. Ante ti se hallan dos edificios —aunque en sus orígenes eran tres— de construcción moderna y medieval: el ayuntamiento, con la rectoría y la mazmorra, y la iglesia de Sant Esteve.

El edificio del “comú” es la sede del ayuntamiento de la capital, y se construyó a principios del siglo XX. Aunque veamos un edificio moderno, la creación de los actuales “comuns” tiene sus orígenes en las asambleas de cabezas de familia que se realizaban periódicamente desde tiempos feudales. Entre sus derechos y obligaciones, el comú resolvía los aspectos básicos de la vida económica y social de la parroquia, como el control de los recursos naturales, la gestión de las zonas de pastura y conreo o el mantenimiento de los caminos. Dentro de esta asamblea, se nombraban “cònsols” como máximos representantes.

Justo enfrente del comú se encuentra la iglesia de Sant Esteve. Construida en época medieval, en ella observarás una variedad de estilos arquitectónicos. Entre sus numerosas curiosidades destaca el ábside semicircular de estilo románico, que es el más grande de las iglesias románicas del Principado.

A estas alturas ya habrás visto que entre la iglesia y el comú asoma una pequeña ventana al subsuelo: se trata de una antigua mazmorra medieval que data del siglo XVI o XVII. La parte interior tiene unos 2 m2 de superficie. Está toda construida con piedra y muestra un trozo de roca sobresaliente, junto con una parte de la bóveda adoquinada que la cubría. La mazmorra constituye un buen ejemplo de arquitectura civil y se utilizó para encarcelar a delincuentes que cometían fechorías menores.

SEGUNDA PARADA: ¡Descubriendo la Casa de la Vall!

Adentrándote en el centro histórico, descubrirás el encanto de la Andorra de antaño, donde las calles se vuelven de piedra y las viviendas y el resto de locales conservan su estructura original. Será un lugar perfecto para disfrutar de un momento de descanso, tomar algo o sacarte fotos. ¡Tendrás la sensación de retroceder en el tiempo!

Durante tu paseo, encontrarás algunas esculturas muy significativas, entre las que destaca “Ball de Contrapás”, obra del escultor andorrano Sergi Mas, esculpida en cemento y mármol en 1977. Este monumento hace referencia al baile típico del folklore andorrano en el que todos los participantes deben tomarse de las manos mientras siguen las indicaciones del “cap de ball”.

Casa de la Vall, conozcamos su historia

Justo enfrente está la plaza del Consell, donde se encuentra el parlamento más pequeño de Europa: ¡la Casa de la Vall! Este emblemático edificio data de 1580. Se construyó como casa solariega y torre de defensa de la familia Busquets; posteriormente, en 1702, lo adquirió el Consell de la Terra para transformarlo en sede permanente del Consell General o Parlamento de Andorra. Como institución, ha sido una entidad clave en la vida andorrana para la preservación de la independencia del país y la evolución de sus funciones a lo largo de estos casi seis siglos; un punto culminante de sus actividades fue, en 1993, la aprobación en referéndum de la Constitución de Andorra. La Casa de la Vall estuvo en uso hasta el año 2011. En la misma plaza se encuentra el nuevo edificio del Parlamento andorrano, formado por 28 escaños que representan a todos los andorranos y andorranas.

Asombrosas vistas desde la plaza

Una vez fuera, no te pierdas las magníficas vistas desde la plaza: observarás no solo una espectacular vista de Andorra, sino también otra obra de arte: los 7 poetas pensadores, oda del escultor barcelonés Jaume Plensa a las 7 parroquias de Andorra. Al anochecer, cada pensador cobra vida propia, iluminándose con mil colores y ofreciendo una espectacular estampa del centro de la ciudad.

Y para acabar...

Finalmente para acabar esta entretenida tarde de paseo y descubrimiento de todas las curiosidades de este casco antiguo, ha llegado el momento de que desconectes y disfrutes de nuevas sensaciones. Para ello, te aconsejamos el restaurante Era Bauró, ¡un lugar donde podrás degustar la gastronomía típica del país, ya sea disfrutando de platos más elaborados o saboreando unas deliciosas tapas! Eso sí, no te vayas de allí sin probar su cerveza, una de las mejores del país: la elaboran en el mismo restaurante, donde podrás ver todo su proceso de creación.

Para llegar al restaurante pasarás al lado de la casa Cisco de Sans, un establecimiento hotelero que fue de los primeros en establecerse como fonda a finales del siglo XIX. Por la arquitectura del edificio y su ubicación, nos podemos imaginar fácilmente cómo eran y cómo llegaban los viajeros a alojarse en esta entrañable fonda.

Descubre el centro histórico de Andorra la Vella y empápate de su historia en este recorrido cultural.

GUARDAR EN MI PLAN

Ubicación y contacto

Ampliar

Para más información

Guía de Cultura