Arco Patrimonial Santa Coloma y La Margineda

ARCO PATRIMONIAL SANTA COLOMA Y LA MARGINEDA

Santa Coloma cuenta con un entorno privilegiado que va más allá de la icónica imagen del campanario circular de la iglesia románica. Ahora puedes disfrutarlo con el "Arco Patrimonial", un itinerario a pie que, en solo cinco kilómetros por caminos y senderos naturales, te permitirá hacer un viaje en el tiempo de doce mil años.

Durante el recorrido, además de la iglesia (la joya del románico andorrano), puedes visitar el núcleo urbano de Santa Coloma. Al pasear por sus calles, verás algunas construcciones tradicionales que se han preservado hasta la actualidad y que transportan al visitante a la Andorra rural del siglo XVIII. Un claro ejemplo es la casa Riberaygua, que destaca por su valor patrimonial.

Levantando la cabeza por encima del pueblo se ve el Roc d'Enclar, que domina el acceso al valle. La colina es un libro abierto sobre la historia y evolución de Andorra.  Desde el valle se puede ver la iglesia fortificada de Sant Vicent d'Enclar, el templo más antiguo del país, que el Conde de Foix hizo construir en 1288. Los restos que se han encontrado en varias campañas de excavación y durante la reconstrucción que se llevó a cabo a principios de los años 80 han confirmado que fue un lugar estratégico de vigilancia y control, con residentes permanentes durante muchos siglos. El conjunto cuenta con una importante necrópolis, con tumbas que datan del siglo IX al siglo XII. La visita no está contemplada en la ruta principal del “Arco Patrimonial” y el acceso requiere un pequeño esfuerzo, ya que solo se puede llegar caminando. 

Más allá del núcleo urbano, bajando hacia La Margineda, se puede ver la Torre de los Rusos, una vivienda unifamiliar modernista proyectada por el prestigioso arquitecto catalán Cèsar Martinell a principios del siglo XX por encargo de Nikolái Popov, un refugiado ruso establecido en el Principado. Este singular edificio fue protagonista indirecto de uno de los episodios más pintorescos de la historia reciente del país: el reinado de Borís I de Andorra, entre el 8 y el 24 de julio de 1934. Borís Skósyrev, nombre real del personaje que intentó transformar Andorra en un estado monárquico, residió en él una temporada. Como consecuencia de estos hechos, la casa ha recibido el mote con el que se conoce popularmente en la actualidad.

La ruta del “Arco Patrimonial” continúa hasta llegar al yacimiento arqueológico de la Roureda de La Margineda. Es uno de los yacimientos más relevantes de los que se han estudiado hasta hoy en Andorra y en la vertiente sur de los Pirineos. Desde el año 2012, gracias a la colaboración entre entidades privadas y organismos públicos, el yacimiento permanece abierto al público. En 2017 ha tenido lugar el Andosinoi, el 1.er Festival de Recreación Histórica de Andorra.

En el pequeño núcleo antiguo de La Margineda podrás ver algunas construcciones muy bien conservadas de la arquitectura tradicional, como la Casa de los Pobres: un entorno agrario que permite captar cómo era la economía tradicional andorrana.

En el extremo sur de la ruta del “Arco Patrimonial”, te espera la gran desconocida del patrimonio andorrano, la Balma de La Margineda. Es uno de los yacimientos prehistóricos más importantes de Andorra y los Pirineos. Descubierto en 1959, su estudio desveló la presencia de los primeros pobladores de Andorra entre el período epipaleolítico (10000 a. C) y el neolítico antiguo (5000-4000 a. C).

Ya de vuelta, el recorrido desde la Balma pasa por el puente nuevo de La Margineda, de origen medieval. Es uno de los puentes más emblemáticos, visibles y fotografiados del patrimonio arquitectónico de Andorra. De finales del siglo XIV y principios del siglo XV, llama la atención por sus formas estilizadas y su longitud. Al lado del puente hay un mirador que te permitirá descubrir la naturaleza de la zona. Además, en el centro de la rotonda, cerrando el conjunto, destaca la presencia de la escultura que conmemora el Primer Congreso de Lengua y Literatura Catalana, celebrado en 1906, obra del artista valenciano Andreu Alfaro.

El último punto de interés del “Arco Patrimonial” es el puente de Madrid, construcción contemporánea que marca el punto de contraste con los equipamientos y ubicaciones que conforman este itinerario cultural y natural.

Información y reservas
La visita al “Arco Patrimonial” de Santa Coloma y La Margineda se puede hacer todo el año.
Durante los meses de julio y agosto la visita es guiada, de pago (3 €) y con plazas limitadas. Se debe hacer reserva previa.
Oficina de Turismo de Andorra la Vella
Tel.: (+376) 750 100
info@oficinaturisme.ad

Ubicación y contacto